El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha apoyado hoy la labor de la Policía Nacional y de otras fuerzas de seguridad contra las violentas manifestaciones que han provocado altercados en Barcelona, Madrid y otras ciudades convocados para protestar contra el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. «Prestan servicio a la ciudadanía y defienden derechos y libertades», ha subrayado Marlaska durante su comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados, donde ha acudido para explicar la actuación de su departamento durante la tormenta Filomena que cubrió de nieve media España y provocó la muerte de media docena de personas.

 

El ministro ha dicho que los miembros de las fuerzas de seguridad han actuado «frente a una minoría que, con un concepto equivocado de los derechos, hace uso de la violencia». «Son actitudes injustificables en una sociedad democrática», ha calificado el responsable de Interior un día después de que varios dirigentes de Unidas Podemos salieran a respaldar públicamente a los manifestantes que destrozaron mobiliario urbano, quemaron contenedores y saquearon comercios durante las protestas. El portavoz de la formación en el Congreso, Pablo Echenique, defendió a través de Twitter a los autores de los disturbios. «Todo mi apoyo a los jóvenes antifascistas que están pidiendo justicia y libertad de expresión en las calles; ayer en Barcelona, hoy en la Puerta del Sol», lanzó el diputado, que acompañó su mensaje con una serie de publicaciones con fotos de la actuación policial.

Las palabras de Echenique provocaron la reacción de los principales sindicatos de la Policía Nacional. Jupol y el Sindicato Unificado de Policía (SUP) reclamaron a la Fiscalía que analizara esas declaraciones con el fin de determinar si podían conllevar un reproche penal, puesto que a su entender estas manifestaciones estaban alentando a la violencia y podían causar nuevos altercados. Los responsables sindicales incluso advirtieron de que, en caso de que la Fiscalía no actura, ellos tomarían partido en defensa de los policías que estaban realizando su trabajo. «Ya estamos estudiando qué acciones legales podemos llevar a cabo», explicaron desde Jupol.

 

Tanto Vox como Ciudadanos, los dos partidos que pidieron la comparecencia de Marlaska por la tormenta Filomena, por su parte, han mostrado su indignación por las palabras de los representantes de Unidas Podemos en defensa de los manifestantes y han criticado que el ministro del Interior haya tardado tanto en salir a defender a sus policías. El portavoz del primer partido en la comisión, Luis Gestoso, ha llamado «ordas» a los manifestantes y ha acusado a Unidas Podemos de alentar a estos alborotadores, una denuncia que ha provocado la reacción del portavoz de Podemos, Enrique Santiago, que ha centrado la primera parte de su intervención en atacar a los representantes de los partidos de derechas por su actuación durante Filomena, pero que inmediatamente ha criticado estas acusaciones de Gestoso.

«He tenido que soportar estos ataques», ha dicho Santiago antes de calificar de «inaceptable» que los dirigentes de derechas «alienten a portavoces de organizaciones que representan a fuerzas de seguridad» contra Podemos y no critiquen «la paliza de un funcionario» en Linares así como «el uso de armas de fuego» durante las manifestaciones, un tema que también ha abordado el portavoz de Bildu, Jon Iñarritu, quien afirmó en línea con Echenique que las fuerzas de seguridad utilizaron la «brutalidad policial» durante su intervención contra los manifestantes que defendían a Hasél. «¿Qué va a hacer para evitar esta desproporción policial?», ha preguntado Iñarritu.

 

Pero la bronca más relevante la ha protagonizado la portavoz del Partido Popular, Ana Vázquez, con la presidenta de la Comisión, Ana Botella, quien ha llamado la atención hasta en dos ocasiones a la interviniente porque no abordaba el tema central de la comparecencia, la tormenta Filomena. Tras un enfrentamiento dialéctico que ha durado 10 minutos, Vázquez ha preguntado a Marlaska «dónde ha estado metido estos tres días de disturbios en la calle». La portavoz del PP ha criticado «el trumpismo de Podemos» en relación al tuit de Echenique que a su juicio llamaba a la violencia y los «apenas 45 segundos» que el ministro ha dedicado a «reconocer de manera genérica el trabajo de las fuerzas de seguridad». «No ha dedicado, sin embargo, ni un segundo a condenar de manera firme la violencia«, ha añadido antes de recordar que fueron esas mismas palabras las que Marlaska le dijo a Torra hace un año. «Usted le pidió que condenara de manera firme, rotunda, sin adjetivos ni medias tintas la violencia», ha sentenciado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here